Inicio / Europa / Lisboa

Lisboa

La capital de Portugal, nos sorprenderá con sus espectaculares “miradouros”, «castellos» y sus muchísimos rincones con encanto.

La capital de Portugal tiene un encanto especial…numerosos barrios antiguos repartidos por la ciudad con sus incontables “miradouros” para encontrar las mejores panorámicas, y unido a su ubicación costera con la desembocadura del río Tajo en el Mar de la paja, hacen de ella un enclave único que no puede faltar en vuestra agenda viajera.

Centro histórico de Lisboa

Un paseo por el casco histórico de la ciudad es una manera perfecta de comenzar el viaje. En ese recorrido, unidas por una arteria principal peatonal de la ciudad repleta de tiendas, encontraréis la Plaza do Comercio y la plaza do Rossio, en la parte más baja de Lisboa.

Barrio de Chiado

Subiendo en tranvía por el barrio de Chiado hasta el castillo San Jorge (el tranvía sale desde la misma Plaza Figueira, al lado de la plaza del Rosiso) veréis la típica imagen que tenemos preconcebida en nuestra mente de Lisboa, sin duda, con muchísimo encanto. Durante el trayecto, disfrutaréis de algunos miradores en los que merece la pena sacarse una bonita foto de recuerdo. Os podéis bajar del tranvía cuando queráis y hacer el resto del camino hasta el Castillo andando, es una distancia corta aunque la pendiente y el adoquinado nos lo pone un poco más difícil.

En el mismo barrio de Chiado, merece la pena reservar un día para cenar en “El Chapito”, y os recomiendo pedir que os den mesa en el piso de arriba, las vistas mejorarán aún más.

Barrio alto

Una cerveza, mojito o cocktail en el Barrio alto es un imprescindible! Es llamativo ver el ambientazo que se forma por la mayoría de sus callejuelas en cuanto cae el Sol…lleno de gente bebiendo por la calle y repleto de bares que ofrecen todo tipo de bebidas a precios muy económicos. Únicamente recomendaros que estéis un poco atentos y ser un poco precavidos, ya que, aunque Lisboa no es una ciudad peligrosa, en esta parte de la ciudad a determinadas horas, no es recomendable apartarse en solitario alejados de la multitud con el fin de evitar algún susto de un pequeño robo, atraco…Esta zona de Lisboa es lo más parecido al barrio de Malasaña en Madrid.

En el mismo barrio alto, hay un lugar único en el mundo y que merece mucho la pena visitar, es el bar-museo Pavilhâo Chinés, sin duda, os dejará con la boca abierta.

Barrio de Alfama

Cerquita del barrio alto está el barrio de Alfama, considerado el barrio de los artistas. Es muy agradable pasearlo viendo sus bonitas construcciones y estilosos locales ideales para disfrutar de una buena comida/cena. Allí se encuentra el famoso café A Brasileira, en el cual pasaba mucho tiempo el escritor Fernando Pessoa, de hecho, hay una estatua suya con la que podemos fotografiarnos.

Las Docas

Un antiguo puerto de pescadores reconvertido en una zona de ocio repleto de buenos restaurantes y animadas discotecas.Se sitúa justo debajo del puente 25 de Abril (se parece mucho al famoso Golden Gate de San Francisco).

Torre de Belem

Famosos son sus pasteles y vistas…, situada cerca de las Docas es el escaparate perfecto donde el Río Tajo desemboca finalmente en el Océano Atlántico. Con una simple paradita con el coche y 20 minutos es más que suficiente para disfrutar la zona.

Expo de Lisboa

Es el lugar que se creó para albergar la Expo de Lisboa del año 2000. Allí encontraréis, a orillas del río Tajo, una explanada para pasear, el teleférico para los más perezosos, muchos restaurantes y grandes centros comerciales (para mí es lo menos interesante de Lisboa)

Arialva

Como sitio original en la otra orilla del río opuesta a Las Docas, debajo del puente 25 de Abril, os recomiendo que vayáis a comer al restaurante Ponto Final. Allí disfrutaréis de una tranquilidad y puesta de Sol espectacular que hará de vuestra comida un momento muy especial del viaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *